¿Qué son los swingers?

¿Qué son los swingers?

Las diferentes etapas de la historia de los seres humanos han ido cambiando en todos los aspectos y uno de los que fueron mutando y variando junto con todo el resto es el de las relaciones entre parejas y las formas de relacionarnos amorosamente.

Significado de Swinger

Lo que en algún momento fue y quizás sigue siendo, un auge de la monogamia en el mundo occidental, era diferente para determinadas zonas de oriente, en las que un hombre podía incluso casarse con varias mujeres al mismo tiempo.

Durante muchas épocas se han reprobado las relaciones homosexuales e incluso se ha desvalorizado al placer de la mujer en una relación, cosas que por suerte para nuestra evolución como humanos ha cambiado significativamente y se ha pasado, en gran parte del mundo, a conceptos de libertad de sexo, dándole lugar a diferentes formas de sexualidad que antes hubiesen sido objeto de persecución.

Significado de Swinger

Entre los aspectos que han cambiado significativamente en lo referente a las relaciones de pareja es el concepto de la fidelidad y es por eso que muchas parejas se animan a encontrarse con otra pareja e intercambiarse entre ellos, teniendo relaciones cruzadas.

Esa es una práctica swinger y en este artículo te mostraremos qué es ser swinger y las normas que estos tienen para disfrutar de su práctica.

Se dice que una pareja es swinger cuando esta forma una relación de pareja consolidada y estable, que siente la necesidad y mantiene un intercambio de relaciones sexuales con otra pareja, también estable.

Es una condición de las parejas swingers que mientras uno de los miembros de una pareja mantiene relaciones con un miembro de la otra pareja, los otros dos también mantengan relaciones entre sí al mismo tiempo, habiendo diferentes tipos de situaciones que allí predominen.

Pero la más común es que también compartan los cuatro miembros el mismo ambiente donde se lleva a cabo la práctica sexual, teniendo estos contacto entre los cuatro o adoptando una postura más pasiva y simplemente tener contacto sexual entre las parejas cruzadas.

¿Qué busca una pareja cuando decide ser swinger?

Existen en la actualidad muchas parejas que se expresan entre sí el deseo de estar con otras personas, pero que les irritaría la situación de enterarse que uno de los integrantes estuvo con otra persona sin el consentimiento de la su pareja.

Siendo swinger esto que puede verse como un engaño queda de lado, para pasar a algo que está pactado entre la pareja, de saber que ambos van a estar en una situación buscada de estar con otras personas, para que de esta manera no predomine la decisión de uno sobre la del otro.

Los dos miembros de la pareja van a poder gozar con otra persona diferente, con alguien que no es su pareja estable y ambos disfrutarán de un encuentro sexual fortuito sin la necesidad de sentirse culpables por ello.

Por tanto, esta práctica se ha expandido a otros tipos de carácter profesional, como es el caso del intercambio de parejas con escorts que ofrecemos. Siendo un servicio muy demandado por parejas que quieren dar una chispa a su relación.

¿Dónde y cuándo comenzó el intercambio de pareja?

Si bien no se tiene registros explícitos del comienzo de estos intercambios de pareja que dieron lugar posteriormente a la cultura swinger, se sabe que entre los años 40 y los años 60, las tropas estadounidenses que se apostaban en Filipinas comenzaron en los clubs de noche a realizar una práctica que en aquel entonces denominaron “Intercambio de parejas”.

Se depositaban a modo de sorteo las llaves de las habitaciones en un sombrero, para después tomar una llave al azar y de esa manera intercambiar sus esposas con la del propietario original de la llave.

Llegados ya los 60, esta práctica se agudizó durante la época del amor libre propiciada por la cultura hippie, donde el intercambio de parejas fue una de las tantas y diferentes prácticas.

Pero hasta el momento todo este mundo estaba inmerso más en los deseos de los hombres, quedando las mujeres en un lugar sometido, en el que la elección no pasaba tanto por parte de ellas, algo que afortunadamente cambió en las últimas cuatro décadas, en las que ser swinger implica un consentimiento explícito tanto del hombre como de la mujer y una práctica consensuada.

Normas básicas de los swingers

Hay ocasiones que la utilización de juguetes eróticos suele dar pie a unas normas u otras. Para que no haya ningún entredicho ni se produzcan conflictos internos entre las parejas, la cultura swinger instaló una serie de normas a respetar, que son las siguientes:

La situación es acordada y sin presiones

Son los dos integrantes de la pareja quienes deben estar de acuerdo con llevar a cabo un intercambio de pareja, por lo que es una condición conocer bien si la otra persona está de acuerdo con la práctica y no se sienta presionada o realice este intercambio solamente para complacer al otro.

La protección es fundamental

Estas relaciones sexuales entre swingers, a diferencia de las que se llevan a cabo en el seno de la pareja, deben ser utilizando cualquier tipo de profilaxis, para evitar contagio de enfermedades o embarazo

La protección es fundamentalNo a la emoción

Se suele acordar entre las parejas que intercambian que no haya palabras de amor ni tampoco regalos u otro tipo de demostraciones de afecto, algo que servirá para que no se dañe la pareja.

En algunos casos incluso ni siquiera se permiten besarse, es decir, solo la práctica sexual propiamente dicha.

La única práctica sexual de la pareja no debe ser swinger

Este es un aspecto importante. La pareja, además de mantener relaciones en intercambio debe también tener relaciones en el seno de la pareja y en otros contextos que no son este, para que no se pierda la pasión dentro de la pareja y todo quede supeditado al encuentro con otra gente.

Si se quiere ir un paso más allá, es recomendable realizar un trío con dos escorts como situación de calentamiento y preparación. Como expertos en el tema os recomendamos tener una mentalidad abierta para que el intercambio de parejas refuerce la relación.