¿Cómo hacer un buen cunnilingus?

realizar un culilingus profundo

¿Cómo hacer un buen cunnilingus?

Realizar un buen cunnilingus se trata de una excelente forma de ayudar a las mujeres a alcanzar y disfrutar orgasmos no solo mucho más intensos, sino también repetidos. En este sentido existen ciertos aspectos básicos que deben tenerse en cuenta con el fin de mejorar la experiencia al realizar un cunnilingus.

Consejos para realizar un buen cunnilingus

Además no resulta posible considerarse un verdadero buen amante si no se es hábil cuando del arte que supone el sexo oral se trata.

Aunque hay que decir que no se requiere un máster para poder aprender a dar placer a las mujeres haciendo un cunnilingus, de hecho solo dos cosas bastan, ganas de aprender y voluntad.

realizar un buen culilingusPor eso y a lo largo de este artículo pretendemos ayudar a toda persona interesada, exponiendo cada uno de los pasos necesarios para hacer un cunnilingus realmente perfecto.

No hay que limitarse jugando únicamente con el clítoris

Un gran error que suele ser cometido por la mayor parte de las personas cuando del cunnilingus se trata, consiste en ir directamente hacia la zona del placer, el clítoris.

Y es que al tratarse de la zona más placentera, es necesario que el clítoris se deje para el final. Resulta preciso sacar el máximo provecho y estimular cuidadosamente cada una de las partes que conforman la vagina antes de pasar a esta zona.

De igual modo, es útil tener en cuenta que comenzar tan fuerte podría resultar molesto para la mujer e incluso llegar a cortar su excitación, por lo que mejor será comenzar con besos y caricias recorriendo sus piernas, muslos y pies, etc., dejando lo mejor para el final.

Cabe destacar que la vagina cuenta con cinco partes, las cuales es necesario tomar mucho en cuenta, ya que es preciso saber darle a cada una la atención que merece. Dichas partes son las siguientes, labios mayores, labios menores, vestíbulo (entrada) vaginal, vagina y clítoris.

Comenzar a jugar

Al conocer cada una de partes que forman la zona más íntima que posee el cuerpo femenino, llega el momento de comenzar a jugar y como no podía ser de otra manera, lo más indicado para empezar es estimular la vulva con caricias y besos.

Una vez que se haga alrededor de toda la vagina, se puede empezar a lamer la zona de abajo hacia arriba manteniendo la lengua totalmente plana, del mismo modo que si se lamiera un helado pero casi sin tocarla.

Es decir, hay que rozar cuidadosamente con la lengua tanto los labios mayores como los menores para lograr que todas las zonas erógenas alrededor de la vagina comiencen a despertar.

Incrementar la potencia lentamente

Cuando cada una de las zonas de interés se encuentre despierta, se puede incrementar un poco la potencia jugando con los labios mayores y menores, presionándolos y estirándolos ligeramente, manteniendo la intensidad controlada en todo momento.

hacer un buen culilingusEl secreto consiste en jugar con ambos de manera sutil.

Enfocarse en los labios menores

Después es momento de adentrarse algo más en el tema y enfocarse directamente en los labios menores.

En este punto hay que lamerlos con la punta de la lengua o manteniendo la lengua plana completamente lubricada, moviéndola de abajo hacia arriba. Es conveniente comenzar suavemente e ir incrementando lentamente tanto la velocidad como la presión.

Como un verdadero experto

Para demostrar que se es un auténtico experto en el cunnilingus, lo mejor es combinar los masajes realizados con la lengua y sutiles succiones sobre los labios tanto mayores como menores, lo cual ayudará a sorprender en todo momento.

Agregar las manos

En este punto no hay que olvidarse de las manos, y comenzar a usarlas para jugar un poco. Así y al mismo tiempo que se estimulan los labios menores se pueden colocar un par de dedos en la zona del vestíbulo vaginal y realizar una ligera presión.

Jugar con el clítoris

Después de estimular cuidadosamente y con dedicación cada una de las partes de la vagina, llega la hora de pasar a la parte más esperada y comenzar a jugar con el clítoris.

En este punto es preciso tomar mucho en cuenta que el clítoris se trata de una zona realmente delicada, la cual debe ser tratada con mucho cuidado. De modo que al momento del primer contacto, lo mejor será rodear todo el clítoris realizando movimientos circulares mientras se usa la punta de la lengua.

No abusar del poder que posee el clítoris

No hay que abusar, lo más conveniente es regresar la atención a los labios menores después de un tiempo y acariciarlos de arriba hacia abajo manteniendo la lengua completamente plana.

realizar un culilingus profundoAl mismo tiempo es apropiado usar las manos para acariciar los muslos, senos y el resto del cuerpo. Hay que tener en cuenta que no debe recaer toda la atención sobre el clítoris, de manera que lo más conveniente será alternar entre cada uno de los pasos previamente mencionados.

Repetir A, B y C energéticamente

Cuando se desea estimular y despertar el clítoris, será preciso hacerlo con amor.

Para ello es apropiado usar una mano para remover suavemente el capuchón del clítoris y hacer que quede al descubierto. Después hay que mover la punta de la lengua en torno al clítoris mientras se simulan las letras A, B y C con gran delicadeza, ya que de lo contrario podría resultar molesto.

Prepararse para incrementar la intensidad

En el momento en que la respiración de la mujer comienza a ser visiblemente más agitada y básicamente lo pida con sus gemidos, será momento de ubicar el clítoris en medio de la boca y apretarlo suavemente.

Después hay que succionar rítmicamente el clítoris mientras que se usan los dedos bien lubricados para penetrar la vagina y complementar el estímulo oral realizando presiones sutiles sobre la zona o punto G.

Esto permitirá lograr una combinación explosiva que hará que la mujer estalle de placer. Al percibir que aumenta su respiración, arquea la espalda y jadea, hay que continuar del mismo modo, porque significa que lo está disfrutando.